Resultados y facturas
email iconphone iconatencion icon

Cáncer de mama

Mastografía.

Es el estudio de  elección para la detección temprana del cáncer de mama, puede identificar lesiones no palpables por su médico o por usted. La mastografía es el único método de imagen que ayuda a disminuir la mortalidad  por cáncer de mama al permitir un diagnóstico temprano, siempre y cuando se practique cada año a partir de los 40 años.

Matografía con Tomosíntesis.

La tomosíntesis digital mamaria consta de un tubo móvil de Rayos X el cual realiza múltiples disparos de "baja radiación" en varios ángulos. Los beneficios son:
Evitar la superposición de tejido mamario.
Mejorar la visualización y localización de las lesiones.

 UIltrasonido.

Resulta de gran  utilidad al integrar los hallazgos de la mastografía caracterizando el contenido de algunas lesiones.

 

 La mastografía puede detectar un nódulo y su ubicación, pero será  el ultrasonido  el que nos dirá si la lesión es de contenido líquido o sólido. Generalmente nódulos de contenido líquido se relacionan con lesiones benignas, pero los nódulos sólidos deben tener otra conducta a seguir  por el médico (vigilancia, biopsia, etc.,).

 Las  mujeres con  tejido fibroglandular abundante  mostrarán una mama muy densa por imagen lo que dificultará visualizar todas las  lesiones, pero con el apoyo del ultrasonido detectaremos aquellas lesiones ocultas incrementando la sensibilidad diagnóstica.

 En conjunto la mastografía y ultrasonido se complementan para obtener mayor información diagnóstica.

 SE RECOMIENDA LA MASTOGRAFIA:

 - Anualmente en mujeres mayores  de 40 años.

- Mujer joven cuando exista sospecha clínica de cáncer mamario, independientemente de su edad.

- Mujer mayor de 40 años programada para cirugía estética de la glándula mamaria

- Antes del inicio de terapia hormonal de reemplazo

- Familiar de primer grado con diagnóstico de cáncer mamario mastografía anual iniciando a los 30 años, o 10 años antes de la edad del familiar más joven con cáncer

 SE RECOMIENDA EL ULTRASONIDO MAMARIO COMO PRIMERA OPCIÓN:

 En aquellas mujeres  en edad fértil y  sin antecedente de cáncer de mama se recomienda inicialmente estudiar de forma conservadora por ultrasonido y serán los hallazgos por imagen que determinen si debe complementarse la mastografía. En  casos extremos que muestren cambios evidentes  a la exploración física, es probable que su médico recomiende inmediato una mastografía.

 

CÓMO SE REALIZA LA MASTOGRAFÍA


La forma adecuada de presentarse es con el baño diario, sin crema ni talco o desodorante. La paciente se colocará  frente al mastógrafo, equipo específico para este estudio y se le comprimirá la mama con el fin de desdoblar el tejido y valorarlo adecuadamente, esto puede resultar incómodo  para algunas mujeres,  pero la molestia es superada por el beneficio de un buen diagnóstico. 

 Es importante que la paciente aporte sus estudios previos si  tiene un historial, porque el análisis comparativo permite detectar cambios sutiles en estudios consecutivos que facilitarán un diagnóstico temprano.

 IMPORTANCIA DE LA COMPRESIÓN DE LA MAMA DURANTE LA REALIZACIÓN DEL ESTUDIO

Disminuye dosis de radiación. La compresión dispersa el tejido mamario, lo que facilita mayor información evitando sobreposición de estructuras que oculten un diagnóstico. Es importante saber que la molesta compresión dura solo unos segundos.

QUIENES INTERPRETAN LAS MASTOGRAFIAS.

El Centro de Interpretación de Laboratorio Médico Polanco cuenta con  médicos radiólogos certificados y especializados en el diagnóstico de enfermedades de la mama.  Se encargan de valorar e interpretar de la mastografía, solicitar tomas adicionales específicas y complementarias ante sospecha de patología y en caso de contar con Check up Mamario (mastografía y ultrasonido) se  realiza doble lectura del ultrasonido complementario realizado en sucursal.

 




 




Referencia Bibliográfica.